sábado, 12 de enero de 2008

Mi amigo imaginario

Si les contara a mis amigos y familiares que tengo un amigo imaginario, lo primero que escucharía de ellos sería una carcajada, de eso estoy seguro -y tal vez me internarían en un hospital psiquiátrico-, por suerte o desgracia nunca he tenido uno, pero en los niños es común escuchar historias de ese tipo, amigos que aparecen de la nada y suplen algunas necesidades del infante: lo acompañan en la soledad, juegan con ellos, lo escuchan e incluso cuando el caso se extiende con los años, pueden llegar a ser consejeros. Las imágenes para ellos son tan claras, que llegan a describirlos detalladamente. Es un fenómeno bien estudiado en psicología y es tratado con bastante normalidad -en ciertos casos se debe controlar-. Yo no tengo amigos imaginarios, pero la gran mayoría de personas que conozco, aunque no lo ven de esa manera, sí.

Dios, Jesús, la Virgen o San Paquito son amigos imaginarios, y aun siendo no reales debo admitir que pueden llegar a ayudar a algunas personas tal como pasa con los niños.

Si bien la idea de Dios puede consolar a un enfermo terminal, por ejemplo, o la esperanza de vida en el cielo después de la muerte puede apaciguar el sufrimiento de un doliente, es en cierta medida huir de la realidad, como cuando el despechado se embriaga para olvidar sus penas o el indigente inhala pegante boxer para mitigar el hambre y el sueño. No es la manera correcta de afrontar los problemas.

El diccionario de la Real Academia Española define a la palabra imaginario como algo que solo existe en la imaginación, es una definición perfecta para Dios, para el amigo imaginario de millones de personas que aunque nunca han tenido contacto real y contundente, pueden describir ampliamente cómo es, lo que le gusta, lo que no le gusta, lo que quiere, lo que ordena e incluso lo que piensa.

Dios es tan imaginario, que muchas personas que creen en él tienen ideas distintas de su forma de ser, para algunos es completamente bueno y no rencoroso, para otros es un ser celoso que salva a algunos y condena a otros, para otros significa tantas cosas, que hasta en un pedazo de carbón lo pueden encontrar, el hecho de que Dios no sea común para toda la humanidad es un claro indicio de lo imaginario que es. Si alguno de los miles de dioses que hemos creado fuera real, sus devotos sin duda alguna obtendrían más beneficios que el resto de la población y sería algo tan difícil de ocultar que a la larga todos acabaríamos creyendo en él, pero la estadística demuestra que Dios no responde plegarias más allá de las probabilidades aleatorias de que sucedan y no hay ninguna diferencia notable en la suerte de los miembros de diferentes cultos.

Espero que algún día la humanidad tenga la edad suficiente para dejar en el olvido al amigo imaginario más popular del mundo.

-Crimson


11 comentarios:

putoloco dijo...

http://putoloco.wordpress.com/2008/01/09/odio-a-dios/

Torbellino dijo...

Che está muy bueno tu blog.

Yo tengo uno con el mismo nombre, pero enfoco los temas desde el humor.

Y los dos estamos cansados de que la religión esté en todos lados en nuestras vidas.

¡Saludos desde Argentina!
Torbellino

Torbellino dijo...

Ah, me olvidé de decirte, teagrego a mis links

Svalbard dijo...

Muy bueno el blog. Me hace bien encontrar mas gente que piense como yó, se me hace difícil lograr pensar con lógica estando rodiado todo el puto día de critianos fanáticos como mi padre, que me llevan hablando mierdas desde que nací, ahora que trato de expresarme con libertad me resuena un remordimiento en la cabeza todo debido a la educación represora religiosa que tuve y sigo teniendo, pero por fin puedo decir DIOS NO EXISTE WOOOOOOOOOOOOOOOOO
^^
saludos desde chile
simon.

CRISTIAN dijo...

bueno chinitos,

la verdad están muy equivocados con respecto a Dios, y les pediría tener mas respeto con lo que se dice respecto a Él,

yo tambien tengo cosas que no entiendo pero no por eso doy por falso algo que no entiendo.

simplemente por eso es Dios, no hay que entenderlo, hay que obedecerlo y segun lo que puedo leer uds saben que es...

solo les puedo decir, que mientras haya vida hay esperanza.

no se si se le pueda decir "Amigo imaginario", pero creo que no, porque amigo imaginario es alguien creado por mí, pero esto es al revés.... yo soy imagen de Él.

Saludos desde Colombia!!!

Anónimo dijo...

Felicidades por el blog, mas que nada porque dios es un invento para rebajar el miedo a la muerte, el miedo a pudrirse bajo tierra y que el resto del mundo siga sin que seas consciente de nada, como cuando se duerme sin soñar, que el dormirse y despertarse son instantes seguidos, pues imaginense eso sin el despertar.

Eso es morir, no hay mas, disfruten de sus vidas y dejense de dioses XD

rcc dijo...

Los seres humanos somos concientes de nuestra mortalidad y debilidad. Ademas nosotros mismos creamos un mundo de mierda donde pasamos la vida haciendo cosas que no nos gustan y demas. Cual es la solucion: Crear un ser superior que nos dará vida eterna y felicidad en un mundo despues de la muerte etc.
Nosotros creamos a dios para darnos esperanza pq sin ella el ser humano no puede vivir. Que sentido tendria la vida para muchos si no creyeran en un ser superior? La mayoria no se levantaria ni para ir a trabajar pq dirian igual en unos a;os me muero para que malgastar mi vida trabajando, con mi familia y demas, mejor me dedico a beber, comer, coger y dormir.Para la mayoria dios es la unica esperanza de que lo que es su mierda de vida tenga algun sentido. Por eso si puedo aceptar que la gente que cree en dios es hasta mas feliz por la esperanza que les da, es algo parecido a los niños que aun creen en Santa, se emocionan mas con la llegada de la Navidad que aquellos q saben que son sus papas los que les compran los regalos.

Crimson dijo...

Para "rcc"

Estoy de acuerdo en parte contigo, sí, creer en algun dios puede traer esperanzas, pero no creer en ninguno no es sinónimo de desolación, yo disfruto mi vida plenamente, estoy acabando mis estudios, trabajo, salgo con mi novia a disfrutar de las estrellas y me voy de copas uno que otro día. El vacío imaginario que deja dios me lo llena la gente que me rodea y de la que disfruto día tras día, y no necesito creer en un ser superior para valorarlos.

chepe dijo...

Oiga chinito y ud. como sabe q fue hecho a imagen y semejanza de "su" dios?

Anónimo dijo...

Si dios existe o no...me importa un carajo..si quiero comer lo tengo que comprar porque por mas que ore no caera del cielo mi comida

shark-rpg dijo...

Buen invento dios para esclavizar a la gente. Dicen chorradas como "trabajar dignifica al hombre", cuando la mayoría de los empresarios en españa son tan hijos de puta que sólo tratan bien a los enchufados, amigos y familiares de ellos, y desprecian a los demás, despidiéndoles cuando quieren.
Si dios es tan bueno como creen algunos me pregunto porque permite que millones se mueran de hambre mientras otros como mamancio ortega o bill gates son megamillonarios (al menos el fundador de mocosoft revolucionó los ordenadores hace 20 años, el empresario gallego no ha hecho NADA diferente a otros).
Yo sin ánimo de extenderme, a veces pienso que dios es un cabrón y que a veces, sólo a veces, nos hace pequeñas concesiones. Lo que hay que saber si dios es una energía creada por las creencias de la gente, o si a lo mejor existe. Me explico: en españa mucha gente cree que las mujeres (que aquí son unas zorras), deben ser adoradas aunque sean malvadas, y si eres algo malo con ellas te miran mal, creando una creencia colectiva negativa y equivocada. Con Dios puede que pase algo parecido, que sea una energía creada por una creencia colectiva.
Aunque os confieso que me gustaría que dios existiese y fuera bueno. A veces me han pasado cosas buenas tan increíbles que sigo creyendo en él, pero hay tanta mierda en este mundo, que cada vez tengo menos fé.
Eso sí, tampoco conviene olvidar que la mayor parte de la mierda de este mundo (por no decir toda), es culpa de la gente, y en especial de la gente rica.